1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Tónica Boyland

La tónica Boylan se presenta en una elegante botella de cristal con logos serigrafiados, exactamente igual a la que se produjo por primera vez a finales del s. XIX. Sin conservantes ni colorantes artificiales, el formato asegura la conservación del carbónico y la frescura de la bebida, que mantiene todas las cualidades organolépticas intactas gracias a un cuidado y tradicional proceso de elaboración.

 La tónica Boylan se presenta en una elegante botella de cristal con logos serigrafiados, exactamente igual a la que se produjo por primera vez a finales del s. XIX. Sin conservantes ni colorantes artificiales, el formato asegura la conservación del carbónico y la frescura de la bebida, que mantiene todas las cualidades organolépticas intactas gracias a un cuidado y tradicional proceso de elaboración.

 Con las lógicas adaptaciones de una empresa fundada en 1891, pero siendo fieles a un estilo que ha primado los ingredientes naturales y el azúcar de caña en lugar de los siropes de maíz actuales, los refrescos Boylan heredan la mejor receta norteamericana, una fórmula única que permite preservar el sabor del destilado en el combinado o que puede presentarse sólo.

 Boylan Tonic ha llegado para reinar en el mercado de la alta mixología de los after-works más selectos. El perfect serve de ginebras Premium, que deja intactas las propiedades del destilado respetando el sabor del alcohol y subrayando los matices ocultos que estas bebidas Premium contienen. Gracias a sus características, no disfraza la esencia del alcohol que contiene el destilado ni lo confunde con las propiedades del refresco.

De estilo retro

Boylan, marca registrada en 1891, mantiene desde entonces su diseño original. Las botellas y sus etiquetas, además de recordarnos a la soda y los refrescos que vendían los boticarios el siglo pasado como remedios medicinales, nos ayudan a hacer un divertido viaje en el tiempo regresando a finales del siglo XIX cuando aparecían las primeras bebidas con imagen de marca, los sifones y los refrescos de cola y cítricos, cuando aparecieron los primeros anuncios de publicidad o cuando los largometrajes en color comenzaban a invadir las pantallas de los cines de verano. Ahora, estos diseños se rescatan y actualizan para invadir los escaparates de las tiendas más modernas, mientras que los refrescos Boylan se suben al carro de lo más fashion manteniendo su esencia, sus etiquetas y su diseño original. 

 

Compartelo con tus amigos...